jueves, 16 de noviembre de 2017

Opinión: Paizo, el acoso sexual y la toxicidad en el mundo de los juegos

ADVERTENCIA: Esta entrada contiene referencias a acoso sexual. No hay nada malo en sentirse incómodo ante un tema tan serio. Si ese es el caso, por favor, no sigáis leyendo. Si leéis el artículo, por favor, leed la entrada entera y los enlaces incluidos. El tema es importante y hay algunas acusaciones cruzadas. La lectura en diagonal no ayudará a haceros una idea. Gracias.

Paizo es a día de hoy uno de los gigantes editoriales en el mundo de la producción de juegos de rol. Tras la reducción de la producción de Wizards of the Coast, Paizo se ha erigido como la editorial que más material rolero produce. Hasta ahí bien.
Luego te llegan las historias de miedo.
En un hilo reciente en los foros de EN World se ha denunciado el acoso sexual perpetrado por Bill Webb, presidente de Frog God Games, contra B. J. Hensley, dueña de Playground Adventures, durante la celebración de la pasada PaizoCon.. En el mismo post se habla de la denuncia que hizo el diseñador Robert Brokes en su cuenta de Twitter. Brookes expuso el caso de una voluntaria de la Pathfinder Society que fue acosada por un supervisor, un hecho al que Paizo en principio dejó sin resolver debido a que el acuerdo de confidencialidad que firman los voluntarios les obliga a no poder discutir del tema. El tema no es nuevo y, según el propio Brookes, ha habido casos similares en el pasado. En el caso de la PaizoCon, la respuesta sí fue rápida y si no se expuso en público fue por petición de la propia Hensley.
A esto se suma una polémica que ha surgido varias veces las últimas semanas con respecto a la voluntad de la editorial de regular el contenido que publica. O más bien la falta de ella. Sé que hay gente que se quejó cuando DriveThruRPG y RPGNow decidieron que un material podía retirarse de sus servicios de venta si había quejas por su contenido. Este más que acertado cambio en su política se debió a un lamentable suplemento que estuvo vendiéndose varios días hasta que hubo tal cantidad de quejas por el poco tacto y la falta de empatía mostrada que la compañía tuvo que hacer un gesto drástico para lavar su imagen. Entre la gente que se quejó de la retirada por "sentar un precedente peligroso" hubo blogueros españoles. Lo siento, pero la excusa de que "están censurando" está muy gastada y suele indicar algo completamente distinto. Paizo tiene un problema enorme y es el volumen que produce, que hace imposible que pueda editar de forma correcta todo el material en busca de elementos problemáticos. Eso puedo llegar a entenderlo. Pero hay cosas que saltan a la vista y que se diseñaron ex profeso, así que no tienen excusa alguna.
Hablo de Folca.
Folca es un demonio que se había mencionado en algunos suplementos, pero que ha hecho su aparición en el Book of the Damned Vol. 3. Folca era un guiño, un demonio salido de una sesión de brainstorming como homenaje a Pennywise, el payaso de It, de Stephen King. Y como tal, desde un principio se optó porque Folca abusara de niños. No solo eso, sino que se incorporó un elemento mecánico (en forma de modificador) por hacerlo.


Ahorraros los discursos de malote de la clase que juega a Mundo de Tinieblas. Todos somos adultos y esto es ficción y todo lo que queráis pero estamos hablando de que la editorial más grande de juegos de rol del mundo tiene una mecánica de una criatura que abusa de niños. Oh, cierto, se curan en saludo con la advertencia de "material adulto" y con decir que solo puede usarse si el árbitro y los jugadores están de acuerdo, pero eso es tirar la piedra y esconder la mano.
La indignación sobre el tema ha ido aumentando, como es lógico. Hasta hay un hilo en los foros de Paizo. Erik Mona de Paizo ha admitido que lamentaba que hubiera ocurrido. James Jacobs, jefe de la línea en la que se publicó, ha admitido su error de juicio, Por su parte Todd Stewart, autor de Book of the Damned Vol. 3, aclara que el texto en cuestión fue encargado por Paizo tal y como está escrito. Así que Jacobs, como editor de la línea, no puede lavarse las manos. Tanto Mona como Jacobs han hablado solo a título personal. La editorial sigue sin dar respuesta oficial a la polémica.
De momento, todo este asunto se ha cobrado ya una víctima editorial, pero no la que debería. El diseñador Robert Brookes ha anunciado que no va a aceptar más encargos de Paizo ni acudirá a la PaizoCon, debido a la postura de Paizo. Brookes ha sido una de las voces más críticas en los temas de acoso sexual y ha dejado muy claro su disgusto con el tema de Folca.
Si esta clase de conversaciones os pillan desprevenidos, mejor que os preparéis. Esto no ha hecho más que empezar. El mundillo de los juegos está lleno de mierda sin limpiar. Ya va siendo hora de pedir explicaciones y exigir responsabilidades a los responsables.

ADVERTENCIA: Como en anteriores ocasiones, esto no es un debate. Si la actitud de Paizo no os parece grave o si creéis que los blogs de rol deberían limitarse a hablar solo de juegos, entonces ya os podéis ir y no volváis, porque sois parte del problema.
Los comentarios maleducados, los que exijan pruebas, el tone policing, la incitaciones al flame war, los que recurran al "yo conozco un caso que..." y demás trucos para desviar la atención serán ignorados y el causante será permabaneado.

7 comentarios:

  1. Gracias por tratar temas que otros prefieren obviar, además de tu habitual surtido de publicaciones de calidad. Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lo que ocurre cuando la gente deja de hacer blogs para limitarse a poner listas de novedades en redes sociales. Creo que temas como el acoso son demasiado importantes y no deben dejarse de lado como si no pasara nada :(

      Eliminar
  2. Nunca he andado mucho con productos de Paizo, aunque la verdad es que su ritmo de lanzamientos en ocasiones me ha parecido excesivo. Y todo esto que enseñas...buff. Entre que unos están podridos y otros sacan y sacan sin revisar siquiera...En que cabeza cabe poner cosas como lo de Folca?

    Es de locos, y cada día mas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay gente como Jessica Price y Robert Brookes que llevan tiempo muy cabreados con esta actitud. Lo peor es ver comentarios en los hilos de gente diciendo que a qué vienen tantas quejas, que "no hay para tanto" y lindezas similares.
      Hay que cambiar la actitud de la gente o nunca podremos limpiar toda la mierda :(

      Eliminar
    2. En el 2017 la mierda ha salido a flote así que nos toca en el 2018 limpiarla. Y si hay que empezar a dejar de comprar depende que productos o casa, pues adelante. Siempre puedes publicar material adulto, dark o como quieran llamarlo, pero hay temas o situaciones que no deben minimizarse, o peor, estandarizarse. Tolerancia cero con los que se pasan un mlímetro de la raya.

      Eliminar
  3. Pues lo de la Folca no lo veo para tanto, sin entrar en el buen o mal gusto o la conveniencia de publicar cosas así o no. Lo del acoso, que es algo bien distinto, sí me parece que deberían solucionarlo cuanto antes y con claridad en Paizo. Tirón de orejas para ellos como mínimo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese es el problema, el "no hay para tanto". Ya he tratado de eso en otras entradas: https://playitagainsamrpg.blogspot.com.es/2017/06/opinion-el-privilegio-y-la-banalizacion.html
      Con perdón, pero voy a ser franco, como siempre: el "no hay para tanto" es la afirmación que conduce a la normalización de conductas. A veces es un "no hay para tanto porque no me afecta". No es censura como hay gente le gusta clamar al cielo en estos casos. También de eso habla ese post anterior.
      El volumen de Paizo es gigantesco para las personas que se encargan de editarlo. Eso no lo digo yo: lo dicen los propios editores. Y también reconocen que lo de Folca ha sido un error. Pero ojo con hacer autoanálisis de según qué temas en la industria, no sea que salpique mierda.
      ¡Ay, no! ¡Si la mierda ya está salpicando al mundo de los juegos hace tiempo! Y no solo es cosa de Mentzer, Suleiman y compañía. También es a nivel de convenciones, de tiendas, de aficionados. Y aquí todos calladitos, no sea que se destape algo en nuestras fronteras...

      Eliminar