viernes, 5 de mayo de 2017

Opinión: Con la prensa hemos topado (segundo round) - Estimado señor Blánquez.

Después del lamentable incidente en el que la prensa española volvió a retratarse al decir que el fenómeno viral de la Ballena Azul era un juego de rol, pensé que tendríamos un periodo de calma informativa de por lo menos un par de años.
Iluso de mí. No ha transcurrido ni una semana.
Hace dos días se publicó un artículo firmado por Javier Blánquez en la versión digital de El Mundo (desconozco si ha salido en la edición impresa de este diario). Dicho artículo lleva por título Decadencia y caída del imperio de los juegos de rol y contiene tal cantidad de errores que no sé por donde empezar. Antes que nada, leedlo aquí, por favor.

¡Por fin nos cuentan lo que deberíamos saber sobre los juegos de rol!

Tras un titular que huele a clickbait puro y duro, nos encontramos un primer párrafo para ponernos en situación. Y ahí ya empiezan los problemas.

Así que, si me lo permitís, voy a dirigir la presente entrada al autor de este artículo, con la intención de indicarle los diversos errores del texto y, de paso, evitar que se pueda volver a repetir esta situación en un futuro.


Estimado señor Blánquez,

Llevo jugando a rol desde 1989. He leído su artículo de fecha 3 de mayo y me sorprende como, a día de hoy, todavía los medios de comunicación no se toman la molestia de documentarse un mínimo a la hora de escribir sobre un tema que desconocen completamente. En España existen clubs y asociaciones (por no hablar ya de las editoriales especializadas) que de buen gusto le informarían sobre cualquier duda que tuviera al respecto de los juegos de rol. Como veo que está muy mal informado al respecto y su texto hace más mal que bien al dar una mala imagen de esta afición, me voy a tomar la molestia de sacarle de su error.

-No, señor Blánquez. Los juegos de rol nunca han sido "una moda pasajera". En España no ha dejado de haber nunca editoriales que publiquen juegos de rol, ya sean traducidos o de cosecha propia. Ha habido altibajos, eso sí, como en todas las industrias del ocio. Los peores momentos coincidieron ya no con la llegada de los juegos de cartas (aunque el a veces llamado Magicgeddon hizo mella en la industria, en especial al irrumpir los juegos de cartas en el mercado) sino con los periodos de crisis económica. Y es que cuando no hay dinero para todo, la prioridades son comer y pagar la hipoteca. El rol, a diferencia de otras aficiones, tiene una gran ventaja: puedes reaprovechar los manuales que compras una y otra vez. El límite solo lo pone tu imaginación. Pero claro, las editoriales no viven de la imaginación. Y cuando no cuadran las cuentas, hay que bajar la persiana. Como consumidores finales de estos productos, los jugadores de rol lamentamos cada una de estas bajas pero eso no acabó con nuestra afición y seguimos jugando con nuestros amigos.

-El acto de jugar no "se volvió digital", señor Blánquez. Consolas ha habido en el mercado desde finales de los 70. Ordenadores personales desde poco después. Las nuevas tecnologías no han "matado" los juegos de rol: han ayudado a diversificar la oferta e introducido nuevas formas de jugar. Hoy en día es posible, gracias a esa maravilla que es internet, conectar la cámara y el micrófono y jugar una partida de cualquier juego de rol con personas de todo el mundo. Los amigos que se fueron por motivos personales o de trabajo a vivir a otras ciudades pueden volver a reunirse con sus antiguos camaradas. Sin ir más lejos, Wizards of the Coast, el gigante por el cual se miden todos los demás editores (les guste o no) anunció en la última Toy Fair que las ventas el año pasado de Dungeons & Dragons habían sido las mejores de toda su historia. En España hay varias editoriales que ya llevan años funcionando y su número no para de crecer, con una oferta cada vez mayor y más atractiva.

-Oráculo no simboliza nada en la historia del rol español, señor Blánquez. Fue otro juego más de los que publicó Joc Internacional en la etapa en la que estaba expandiendo su catálogo. Como en todos los proyectos editoriales, Joc Internacional cometió errores y publicó juegos que esperaba que tuvieran éxito y que pasaron sin pena ni gloria. Oráculo fue de estos últimos y muchos años después del cierre de la editorial todavía se podían conseguir ejemplares a precio de saldo. No sé de dónde ha sacado esa idea o si alguien le ha vendido la moto, señor Blánquez, pero aquí ha metido la pata hasta el fondo.

-Quizás soy un poco suspicaz, señor Blánquez, pero "incluso se crearon juegos en Barcelona" me suena a coletilla con un deje de desprecio. No solo se crearon en Barcelona. En cualquier parte donde hubiera jugadores de rol hubo proyectos faneditados, como por ejemplo el material de los incombustibles Los Pelotas Dungeon Club (entre los que se contaba un prometedor Álex de la Iglesia). Pero también nacieron editoriales profesionales. M+D Editores y Ediciones Cronópolis eran madrileños. Ludotécnia son de Bilbao. HT Editores (no confundir con HT Games Publishers) eran canarios. Ediciones Sombra se fundó en Madrid aunque ahora están en la Comunitat Valenciana. Kerykion eran de Mallorca. No me malinterprete, señor Blánquez. Quizás la cantidad de errores de sus primeras líneas me ha puesto un poco quisquilloso. Si son imaginaciones mías, le pido disculpas.

-El universo gamer no se concentra en los eSports, ni siquiera los jugones de videojuegos, señor Blánquez. El porcentaje de estos es todavía muy pequeño en el sector, aunque no dudo que con el tiempo vaya creciendo. Usted está mezclando el tocino con la velocidad. ¿Que le hace pensar que si juego a rol no voy a querer echar unas partidas con la XBOX o la Playstation? ¿O que me apunte a un torneo de X-Wing o de Magic? ¿Acaso que a alguien le guste el cine le impide disfrutar de la lectura? Pues con los juegos ocurre igual. Generalizar es peligroso, señor Blánquez. Nos reduce a unidades definidas por un solo gusto y ahí es cuando usted vuelve a meter la pata. Otra vez.

-"[...]incluso se extiende a la franja de las amas de casa con Angry Birds, Candy Crush y otras aplicaciones para móviles[...]" es una afirmación que apesta a machismo, señor Blánquez. Las mujeres no son ni jugadoras de segunda ni están limitadas a un tipo de juego. Siempre han sido parte de esta afición. De cualquier afición, por mucho que a los guardapuertas les moleste e intenten repartir carnets. Si no ha sabido verlo, señor Blánquez, quizás el problema es usted. Por desgracia, parece que no es el único. Le recomiendo que se dé una vuelta por el excelente blog Todas Gamers. Estas chicas tienen uno de los mejores blogs que he leído nunca y no tienen miedo de llamar las cosas por su nombre. Acaban de ganar el premio al mejor blog en la categoría de videojuegos en los Premios 20Blogs, todo un logro dado lo reciente de su proyecto.

-[...]se reducen a curiosidades casi arqueológicas cuando, precisamente, no hace tanto tiempo, gozaron de un vigor incansable. Lo que nos podría llevar a una pregunta pertinente: ¿qué fue de los juegos de rol que arrasaban en los años 90?[...]: No somos curiosidades, señor Blánquez. Somos otra afición más. Una que, a diferencia de muchas otras, requiere de más personas para disfrutar. Usted puede ir al cine solo o ponerse a escuchar los vinilos de su grupo favorito en su casa sin que nadie le moleste. Pero para jugar a rol se necesita gente. Es más, me atreveré a decir que se necesitan amigos. Porque jugar a rol no es solo un acto lúdico: también es un acto social. Unirse a un grupo de juego es una manera excelente de conocer personas y de trabar amistad, señor Blánquez. Y muy beneficiosa. No lo digo yo. Lo dice la ciencia. En cuanto a dónde están los juegos de los 90, le diré que la traducción al castellano de la 5ª edición de Dungeons & Dragons sale en unos meses y la 7ª edición de La llamada de Cthulhu se está traduciendo en estos momentos. Aquelarre, el excelente juego de Ricard Ibáñez goza de una salud inmejorable y sigue publicándose a día de hoy. Vampiro: La Mascarada y el resto de títulos de Mundo de Tinieblas están celebrando sus más de dos décadas con unas ediciones de lujo maravillosas. Pendragón, la joya artúrica de Greg Stafford, tiene una nueva edición exquisita. Ediciones Sombra ha editado la 3ª edición de Comandos de Guerra, otro de los títulos nacionales añejos. Hay títulos que tras varios años en dique seco vuelven a renacer, como Far West (también patrio), cuya nueva edición está a punto de llegar a las tiendas. Pero junto a los juegos "clásicos" tenemos una oferta enorme de títulos, foráneos y propios: Espada Negra, Hardboiled, Mutant Year Zero, Numenera, Cultos Innombrables, los nuevos juegos de rol de Star Wars, La Sombra del Rey Demonio, El Anillo Único, Savage Worlds, Steam States... ¡La oferta nunca ha sido tan amplia como ahora! Bastaba con que hubiera preguntado a las editoriales españolas, señor Blánquez, para conocer el panorama actual.

-"Las partidas de rol eran un acontecimiento analógico, con hojas de papel, mamparas de cartón, dados y quizá figuras, en el que lo más importante era el vuelo de la imaginación [...]". Por favor, señor Blánquez, no caiga en esos binomios simplistas de "analógico vs. digital". Esto no es una discusión sobre si el vinilo suena mejor que el CD. Como le he dicho antes, el progreso tecnológico no está reñido con esta afición. Todo lo contrario. Existen innumerables páginas web y aplicaciones de móvil para lanzar dados de todo tipo. Igual le parecerá una tontería, señor Blánquez, pero si está de acampada en el monte con unos amigos y al grupo le apetece echar una partida, es muy posible que ninguno lleve encima sus dados, aunque he conocido personas que siempre tienen a mano un juego de dados por si surge la necesidad. También hay webs especializadas en gestionar y facilitar la tarea de dirigir las partidas a través de la red, coordinando los enlaces de las cámaras y los micrófonos, y creando una sala virtual para cada grupo, que se pueden personalizar de formas que no puede ni imaginar. Maravilloso invento esto de internet, ¿no cree?
Por cierto, señor Blánquez, el término correcto para lo que usted llama "mamparas de cartón" es pantalla. Como ve, hay que documentarse bien antes de escribir para no cometer un error de principiante, señor Blánquez.

-"En Cataluña, los juegos de rol fueron populares entre finales de los años 80 -cuando empezaron a comercializarse los módulos y el libro de reglas de Dungeons & Dragons, el primer juego de rol moderno-, y mantuvieron su éxito hasta mediados de los 90 [..]". Falso, señor Blánquez. Los juegos de rol siempre han sido populares. Quizás no como los videojuegos, eso no voy a negarlo. Cuando yo empecé (le recuerdo que en 1989) ser jugador de rol sí que era algo poco común. Había solo tres juegos traducidos: el set básico de Dungeons & Dragons (la conocida como caja roja) editada por Dalmau Carles, y La llamada de Cthulhu y RuneQuest de Joc Internacional. Pero poco a poco la cosa caló y, a día de hoy, mucha gente conoce lo que es un juego de rol, aunque sea de oídas. Por desgracia, todavía hay quien por error, desconocimiento o desidia divulgan informaciones incorrectas, señor Blánquez.
Otra cosa, señor Blánquez: Dungeons & Dragons no es "el primer juego de rol moderno". Es el primer juego de rol de la Historia. Punto. Mucho me temo que se trata de otro error de principiante, señor Blánquez. Y uno muy gordo.

-"Joc Internacional se apuntó algunos tantos importantes: licenciaron Dungeons & Dragons a mediados de los 80 [...]". Falso de nuevo, señor Blánquez. Ya le hubiera gustado a Joc Internacional publicar Dungeons & Dragons. Sin duda habría sido una entrada de dinero muy importante para la compañía. Si ha estado atento al anterior punto, se habrá dado cuenta de su error, señor Blánquez, ya que fue Dalmau Carles quien publicó la caja roja de Dungeons & Dragons. Fueron Zinco/Ediciones B quienes se hicieron con la licencia años después de que Dalmau Carles dejara de publicar juegos de rol. Quizás le parezca que se trata de un error menor, señor Blánquez, pero con algo tan sencillo de comprobar (basta consultar la edición española de la Wikipedia) es como afirmar que la capital de Francia fuera Londres.

-"Oráculo se publicó en 1992, en la época de mayor popularidad de los juegos de rol, poco antes del colapso empresarial del sector -aplastado por el exceso de oferta en un contexto de demanda en retirada-, y aunque fue bien recibido, hasta el punto de que Joc Internacional llegó a publicar un módulo de aventura complementario, titulado Atlántida [...]. Mucho me temo que se equivoca otra vez, señor Blánquez. Atlántida no se publicó porque los compradores lo pidieran. Como cualquier editor de rol le podría haber informado, cuando se abre una línea con un juego nuevo lo más importante es dar continuidad a la misma, a no ser que se traten de juegos cerrados de un solo volumen (juegos de editoriales indies en su mayoría). Si no hay una voluntad expresa de continuidad de la línea por parte del editor, el interés por el juego disminuye de tal forma que son las propias tiendas quienes lo retiran de sus escaparates y lo devuelven al distribuidor. Que saliera un suplemento de Oráculo solo significa que Joc Internacional apostaba por continuar con el juego. Y como ya le he dicho, no hubo tal colapso del sector. No presuponga nada sobre un medio del que ha quedado demostrado que desconoce las nociones más básicas, señor Blánquez.

-"[...] los otros juegos de rol catalanes de aquella época [...]". Vuelva a leer el cuarto punto de esta lista, señor Blánquez. No hay ningún motivo en todo el texto para remarcar dónde se publicaron estos juegos, como si se tratara de una denominación de origen. Usted lo ha hecho dos veces, señor Blánquez. La primera he considerado que podía tratarse de un error de interpretación por mi parte. Pero la segunda me da que pensar. Y no me gusta nada lo que estoy pensando en estos momentos, señor Blánquez.

Para terminar, señor Blánquez, una reflexión. Fíjese en la cantidad de errores y de información incorrecta que contiene su breve texto (813 palabras si el contador del procesador de textos no se ha equivocado). El primero ha sido intentar crear un símil entre un juego que tuvo la mala fortuna de no tener éxito (Oráculo) y "la decadencia y caída del imperio de los juegos de rol". Son palabras suyas, señor Blánquez, no mías. Palabras cargadas de ignorancia, de desprecio, de pedantería del que mira por encima del hombro a los demás porque considera que, como no comparte sus aficiones, no son merecedores de respeto. Ahí es donde la ha cagado bien cagada, señor Blánquez.
Los juegos de rol no han pasado nunca por una etapa de decadencia y caída. Esta afición es como los tardígrados, señor Blánquez. Puede aguantar lo que acabaría con cualquier otra y, lo que es más, desarrollarse y prosperar en las condiciones adversas más extremas. No somos gente rara: somos criaturas sociales. Entre aquellos de nosotros que ya tenemos una edad y que empezamos a jugar hace mucho, hay padres que están disfrutando de esta pasión con su hijos e hijas, asegurando así que una nueva generación se haga cargo de mantener viva la ilusión por imaginar, por compartir aventuras y por contar historias.
No, señor Blánquez, los juegos de rol no son el Imperio.
Somos la Rebelión. Y como tal, ninguno de los que en más de 40 años de nuestra existencia han intentado hacernos caer ha podido con nosotros.

ADVERTENCIA: No voy a tolerar ningún insulto en los comentarios. Mantened la educación, por favor.

Gracias a Diego y a Delfina por hablarme de este artículo.

50 comentarios:

  1. Añadir sólo que los juegos de rol han añadido el contenido digital, en forma de pdfs, tanto para reediciones de juegos antiguos como para los que prefieren comprar y leer un juego en un tablet o en su ordenador (o los que no tienen espacio para tener muchos juegos en formato físico).

    Como siempre, una muestra más de buscar polémica donde no la hay. Hace un tiempo tal vez nos hubiesemos enojado. Pero no es ni el primero que habla sin conocimiento de causa, ni será el último. Simplemente es uno más, y como el resto, está equivocado.

    ResponderEliminar
  2. AYYYYYY!!!!! Que dolor de articulo (No el tuyo, Morgan). Me ha dolido en lo personal. Pero es que este hombre no sabe que existen cosas como la Wikipedia?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso mismo he pensado yo, amigo. No es que se equivoque en una u otra fecha. Es que se tira de cabeza a la piscina sin mirar si hay agua. Bastaba una visita a la Wikipedia (la entrada sobre juegos de rol de la versión española está bastante bien) para salir de dudas. Y si necesitaba una respuesta más concreta, preguntar.
      Pero no. Se ve que es mucho pedir. ¡Mira lo que me ha hecho hacer! ¡Creo que no había puesto nunca tantas referencias en una misma entrada! Y eso que su artículo tenía poco más de 800 palabras. Llega a ser una serie de artículos de diez mil palabras cada uno y me corto las venas...

      Eliminar
    2. A mi este tipo de artículos me dan muy mala espina. Me entra un deja Vu terrible y me siento de nuevo en 1994. Tras el "facepalm" de leer tamaña colección de disparates, y viendo lo que lleva pasando desde hace mas de un año, mucho me temo que cada vez esta mas cerca el hecho de que vuelvan a las andadas los periodistas como hace 20 años.

      De nuevo me "temo" que esta va a ser una entrada invitada en el blog...

      Una gran entrada y gran trabajo. Y no te cortes las venas, dejatelas largas. A mi es lo que me aconsejaron y me quedan muy bien.

      Eliminar
    3. Gracias, es un buen consejo :)
      A mí también me da esa sensación. Demasiados textos en demasiado poco tiempo. La diferencia es que esto no es 1994 y tenemos la Red a nuestro alcance para responder. Los artículos del otro día no les hicieron ninguna gracia a varias editoriales y eso también cuenta.

      Eliminar
    4. Sabes que puede coger del blog lo que necesites, Luis. Y más esta entrada.

      Eliminar
  3. Mi mas sincera enhorabuena por lo expuesto. Espero que se digne a contestar públicamente. Añadir tan solo que algunos de esos videojuegos de los que tanto habla estan basados en juegos de rol, a veces copia hasta el mismo sistema de juego con dados de los mismos replicándolo informáticamente. Tambien decir que los juegos son beneficiosos para la educacion segun la universidad de salamanca y el propio ministerio de educacion; actualmente existen docentes roleros y no roleros que estan poniendolo en practica en sus clases.El rol es una gran herramienta para desarrollar aspectos educativos de forma natural.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, los juegos de rol tienen un potencial enorme como herramienta educativa. Me encanta cuando a gente comparte sus experiencias al respecto, que suelen ser muy positivas.

      Eliminar
    2. Responder?Eso estaría bien, pero si se ha dado cuenta de lo hecho, por vergüenza no lo hará. Eso si realmente esto ha sido una metedura de pata, claro.

      Eliminar
    3. Que nadie se haga ilusiones. Me temo que ningún periodico español va a publicar una fe de erratas tan extensa sobre un artículo suyo o a responder por un tema "menor" para ellos como los juegos de rol. Mucho menos El Mundo, al que los roleros le hemos pillado metiendo la pata dos veces en menos de una semana (recordad que también se apuntaron a lo de la Ballena Azul). Yo le he mandado la entrada a la cuenta de Twitter del autor y he visto que varias personas hacían lo mismo con El Mundo. Se harán los sordos, claro, pero allá ellos.

      Eliminar
  4. "Somos la Rebelión". No creo que Blanquez lo entienda y, además, pensara que somos de Podemos XDDD

    Me ha gustado el artículo, ha sido un viaje en el tiempo. Yo también comencé en el 89. Un saludo, camarada Morgan (señor Blanqueeeeez, no se lo tome a cosa de rojos) XDDD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dentro de 100 años se nos conocerá como la generación del 89 :)

      Eliminar
  5. Buen artículo (y me ha gustado la referencia a los tardígrados, resistentes los muchachos).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. A los tardígrados por lo menos los dejan en paz, no como a nosotros.

      Eliminar
  6. Hay una figura que se llama Defensor del Lector, y que está en todos los periódicos.

    Deberías de enviarle el texto.

    ResponderEliminar
  7. Lo pensaré. Gracias por el aviso, no lo sabía :)

    ResponderEliminar
  8. Muy bien dicho y hecho. Cada vez que detectemos un error garrafal en la prensa, hay que hacer llegar una explicación al autor o de lo contrario se seguirán produciendo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me temo que a muchos de los que escriben esta clase de textos les importa bien poco. Pero no por eso hay que dejar de señalarles su error :)

      Eliminar
  9. Respuestas
    1. Puedes imaginar el cabreo que me pillé al leer el artículo...

      Eliminar
  10. Joder que bien hablado, con que clase y cuantas verdades. Pero no esperes ni una rectificación ni una disculpa, estamos en España...aquí se habla mucho y muy a menudo sin saber toda la verdad, y el que más grita o el que más poder mediático tiene es el que tiene la razón. La Verdad y la razonabilidad supongo que se habrán mudado a otro lugar con otro tipo de gente

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Soy bastante realista, así que no espero ni rectificación ni disculpa. Pero si se creen que porque juguemos a rol nos vamos a quedar callados, lo llevan claro.

      Eliminar
  11. Solo decir:
    ¡Gracias!
    Nos defiendes a todos. Los que estábamos en los ochenta y los que estamos ahora (en el caso de este pobre vicioso, ya ves que me apunto a los dos clubs)
    Recuérdame que te reserve un sitio en mi mesa de juego. Te lo has ganado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Ricard. Cuando leo artículos como los de la Ballena Azul del otro día o supuestos "análisis" como este me hierve la sangre, sobre todo porque bastan una visita a la Wikipedia y una sencilla búsqueda en Google para documentarse como es debido.

      Eliminar
    2. Chaval, acabas de entrar en el Valhalla con pase VIP XD

      Eliminar
  12. Llevo años sin ser afín a leer blogs de la gente, pero este me ha llamado la atención y no me arrepiento de haber leído esta entrada. Que molestia que exista gente que hable sin saber, los ataques de 'periodistas' como el señor Blánquez hacía el mundo freak en general (incontables artículos he leído ya por ahí, en un periódico local llegué a ver una noticia en el que catalogaban a Yugi y a Magic como una invitación discreta a las drogas.), pues hablan sin saber absolutamente nada. Siempre he pensado que si vas a empezar a escupir ácido por la boca contra algo o alguien mínimo tienes que darle una leída a la Wikipedia para no cagarla tan garrafalmente. Saludos.


    PD: Te robaré la frase de mezclar tocino con la velocidad, me mató la frasesilla jajaja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No tengo nada contra la profesión de periodismo. De mis dos sobrinas, la mayor es periodista y la pequeña está estudiando para serlo. Lo que me molesta mucho es que la gente no dedique un mínimo de tiempo a documentarse como es debido, más cuando hoy en día internet ha facilitado enormemente esa tarea.
      Lo del tocino con la velocidad me temo que no es mío. Es algo que decía mi abuela y creo que la expresión es es más vieja que ella xD

      Eliminar
  13. Genial respuesta, me gustaría asegurarme que la lea su editor.

    Aún siendo de un lugar tan lejano como el Perú me daba cuenta de la cantidad de errores cometidos.

    Que si fuera español probablemente hubiera destripado su artículo.

    Le faltó mencionar a Roll20, Nosolorol, Jesús Rolero, el hecho de que actualmente consideramos esta etapa la era de plata del rol entre otras cosas.

    A pesar de mi lejanía física con el mercado español había oído de Aquelarre pero nunca de Oráculo y eso dice bastante.

    En fin, me sorprendió bastante el artículo, pero me agradó tu respuesta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creo que estemos en una "edad de plata" del rol porque no considero a los años 80-90 como una "edad de oro". Lo veo todo más bien como un conjunto en continua evolución :)
      No hablo de nosolorol porque las editoriales que menciono son las que existían en los años 90 para contestar un párrafo concreto del artículo, pero cuando hablo de alguno de sus juegos (Pendragón, Mutant Year Zero, Cultos Innombrables) incluyo un enlace a cada uno de ellos en la web de NSR, al igual que lo hago con todas sus pantallas cuando le digo al autor del texto que no son "mamparas". Del mismo modo, fíjate que, cuando digo que hay "webs especializadas en gestionar y facilitar la tarea de dirigir las partidas a través de la red", esto enlaza con la web de Roll20.
      La intención de esta entrada no es hacer un catálogo extensivo de autores y editoriales pasados o actuales, así que no hable de Jesús Rolero como tampoco de tantos otros de tantos autores.
      Saludos a los amigos de Perú :)

      Eliminar
  14. Sumar a lo anterior, que ahora los juegos de rol, se aplican en enseñanza para transmitir conceptos, y tambien existen juegos de rol para jugar con niños a partir de 3 años vease pequeños Detectives de Monstruos, Magyssa, Ryutamma,...y cualquier juego puede ser adapatado para cada edad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hace tiempo que los editores de rol de todo el mundo se dieron cuenta que una de las carencias de este mundillo era que hubiera una oferta dirigida a que niños y niñas se aficionaran, de forma que pudieran dar luego el salto a los juegos más tradicionales. Es bueno ver que en muchos países se han puesto las pilas con ese tema. Como muestra, además de los juegos que mencionas están los dos mecenazgos exitosos para "No Thank You Evil" de Monte Cook Games, que adapta y simplifica el sistema de Numenera para niños.

      Eliminar
  15. Muchas gracias por tomarte el tiempo y la molestia de escribir este artículo tan documentado.

    Documentarse es lo que un buen periodista debe hacer antes de escribir su artículo. No sé si es la presión editorial, o la prisa, o qué fuera, pero lo que demuestras en tu entrada del blog es que este autor del Mundo no se ha documentado ni investigado.

    Comencé a jugar al rol en 1984, he enseñado a jugar a un centenar largo de personas, he diseñado y empleado Juegos de rol para el desarrollo profesional en la empresa, y he podido constatar cómo los arquetipos que reflejan los juegos de rol están tan imbricados en nuestra cultura e inconsciente colectivo (y por eso se jugando, no porque "sea una moda", como dice el autor del Mundo). Y coincido completamente con los análisis que otras personas apuntan y con las sugerencias de ponerse en contacto con el defensor del lector.

    Y si no, siempre podemos adoptar el formato de carta al director y enviarlo a el propio medio o a cualquier otro.

    Gracias de nuevo por dar el paso y convertirte en portavoz y defensor cualificado de tantos que nos dejó mudos ese artículo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El uso de juegos de rol, de tablero y diplomáticos para el desarrollo profesional se viene haciendo ya hace tiempo , y con muy buenos resultados :)

      Eliminar
  16. Una respuesta magnífica.

    Yo hubiese incluido cuando hablas de la buena salud de Aquelarre, no su 3° edición, sino que incluso se traducirá en Estados Unidos.

    También ne gustaría apoyarte mencionando que además de una actividad lúdica y social, se trata de una herramienta didáctica. Sin ir más lejos, hace dos semanas les estuve dando a mis alumnos los mitos griegos a través de un juego de rol en el que por grupos controlaban a Odiseo y otros integrantes de su tripulación. Y me consta gracias a la blogosfera que no soy el único que dedica tiempo a estos menesteres.

    Un afectuoso saludo, y lo dicho, una magnífica respuesta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, los juegos juegos de rol son excelentes herramientas didácticas. Y no solo es fruto de iniciativas personales como la que comentas con tus alumnos. Las propias editoriales se involucran en la divulgación. Cuando participé en el mecenazgo de "The Play's the Thing" ( http://playitagainsamrpg.blogspot.com.es/2012/04/ser-o-no-ser-plays-thing.html ), Magpie Games donó una parte de la tirada a colegios y bibliotecas y preparó una pequeña guía para profesores y educadores sobre cómo emplear el juego para dar a conocer la obra de William Shakespeare :)

      Eliminar
  17. Excelente respuesta. La suscribo totalmente.

    Hablar con total desconocimiento del tema a tratar es muy propio de los periodistas de este país, tertulianos que tan pronto te hablan de política como de física cuántica es lo común
    . Columnistas sin titulación o conocimiento alguno hablando de salud, tecnologia, o cualquier tema que se les ponga por delante sin ningún pudor o consulta previa es lo normal.
    Pero el sensacionalismo vende, al igual que la mentira.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una situación muy lamentable, y no solo por lo referente al mundo de los juegos de rol :(

      Eliminar
  18. Hombre, como mujer, jugadora y periodista no se a cual sentirme más ofendida.
    Sólo pedir disculpas por el gremio, este es el tipo de personas que conservas en la lista de teléfonos, pero que jamás saludas en público porque apena que haya tanta boca y tan poca palabra.
    Gracias por esa réplica tan acertada.
    Un abrazo desde Colombia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como he dicho antes, no tengo nada contra la profesión de periodismo. Como en todo, es malo generalizar y hay que juzgar caso a caso, pese a que la prensa no suele tratar demasiado bisn a nuestra afición. Pero no siempre fue así. Mi hermano subió ayer a su blog un recorte de prensa de La Vanguardia de 1992 en el que se hablaba de los juegos de rol de forma resumida pero muy correcta: https://runequestredux.blogspot.com.es/2017/05/arqueologia-rolera-viejos-recortes.html

      Eliminar
    2. Nuestra sobrina mayor es periodista, la culpa no es de la profesión sino de la persona. En nuestros diversos grupos de rol que hemos tenido a lo largo de los años ha habido jugadoras y ninca hemos tenido problemas, ni se nos ha pasado por la cabeza negarles un asiento en la mesa. El único requisito es siempre el mismo: tener ganas de jugar y ser buena persona.

      Eliminar
  19. Sabéis? Yo a día de hoy, tras la reacción inicial, tengo una idea completamente diferente sobre este articulo. No es un tío que habla de algo que no tiene idea o que no se ha informado. Creo que se ha informado muy bien, pero ha ha escogido y tergiversado la información con un propósito concreto. Con lo de Ballena Azul y lo del chico ese que recibió la paliza hace casi dos años y se dijo que era un juego de rol, creo que alguien esta intentado crear el caldo de cultivo necesario para que se repita lo de hace 20 años.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no voy a decir nada sobre eso porque es algo que nunca podremos saber. Así que me limitaré a señalar sus meteduras de pata.

      Eliminar
    2. Veamos que pasa con el tiempo, pues

      Eliminar
    3. Me temo que volveremos a ver comentarios parecidos a los de la semana pasada en cuanto haya un suceso cuya resposabilidad puedan endosar a este mundillo :(
      Mi respuesta será la misma.

      Eliminar
    4. Buena respuesta.

      Viendo una expresión tan esforzada como "mamparas de cartón" para referirse a las pantallas de máster, para dar una idea del rol como algo vetusto y "superado" por videojuegos, también pensé que no era una simple opinión ignorante.

      Eliminar
  20. Magnifica respuesta. .. aprovecho para felicitarle por su gran trabajo en su blog.. Muchísiiiiimas graciaaaaaaas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Ojalá pudiera ahorrarme el tener que escribir esta clase de entradas :(

      Eliminar